Adicción al móvil en adolescentes

No dejes que tus hijos hagan cosas que te lleven a dejar de quererlos. Jordan B. Peterson

¿Tus hijos están enganchados al móvil? ¿No dejan el móvil para estudiar, no quieren irse a la cama y cada vez discutís más por todo? ¿Tendrá tu hijo/a una adicción al móvil? ¿Te gustaría saber cómo solucionarlo con pautas concretas?

 

Agresividad, discusiones en casa, desmotivación por los estudios y aislamiento social. Estos son los primeros signos de alarma de una adicción al teléfono móvil en un adolescente.

Es un problema cada vez más frecuente que puede afectar a más del 25% de jóvenes según varios estudios. ¡Es decir… ¡uno de cada cuatro jóvenes!

Y cuando la adicción llega, su mundo puede romperse: fracaso escolar, discusiones en casa, depresión… O incluso, mayor riesgo de suicidio.

Sin embargo, es posible prevenirlo. Porque antes de la adicción al móvil hay muchas señales de alarma. Y es posible actuar a tiempo si sabes cómo.

Qué encontrarás en este artículo sobre la adición al móvil...

– ¿Qué hacer cuando un adolescente es adicto al celular?

– ¿Cuándo se considera que un adolescente tiene una adicción al celular?

– Prevención para la adicción a los teléfonos móviles en adolescentes

– Pautas más importantes para prevenir una adicción y que dejen el móvil

– ¿Tu hijo sufre adicción al móvil?

– Asesoramiento en adicción: ayuda para padres

¿Qué hacer cuando un adolescente es adicto al celular?

Adolescente enfadado adiccion

Lo primero: muéstrale tu apoyo, sigue las pautas que te daré más adelante y busca ayuda profesional especializada.

Aunque hayas leído en el título “qué hacer cuando un adolescente es adicto al celular”, lo he puesto así para reflejar la importancia de no llamarle “adicto”.

En un término que puede resultar peyorativo, que le hará ponerse a la defensiva y podría romper el vínculo contigo. Tendréis más discusiones, usará todavía más el móvil por haber usado la etiqueta de “adicto” y afectará a su autoestima.

Como especialista en adicciones, puedo asegurarte que es un enfoque que no funciona. Es mejor decir que “puede tener un problema” con el móvil o que hace un uso excesivo o perjudicial y que te preocupa.

Si sospechas que tu hijo o hija, o alguien cercano tiene una adicción al móvil, lo más importante es no criticarle ni juzgarle por ello. Por tres razones:

  • La mayoría de adolescentes y adultos con una adicción al móvil tienen otros problemas de base, que son más graves y que han podido llevarle a usar el móvil para evadirse en exceso. Ansiedad, depresión, insomnio…
  • El tratamiento que ha demostrado mayor efectividad es el apoyo familiar y las técnicas motivacionales. En cualquier adicción, ya sea al móvil, al alcohol o a los porros, juzgar y solo castigar suele empeorar la situación.
  • El uso excesivo del móvil es un factor de riesgo de suicidio en jóvenes. Sobre todo, las redes sociales como Instagram o Facebook (ahora Meta). ¿Y qué es lo que más evita el suicidio? Tu apoyo, cercanía y evitar rechazarle.

Pero no es nada fácil. Porque para ayudarle tendrás que mostrarle apoyo y cariño a la vez que pones límites firmes.

Poner límites de forma asertiva y sin perder los nervios es muy difícil. Todo un desafío y algo que nos cuesta a todos. Por eso, te recomiendo leer este artículo con Las 7 mejores técnicas para poner límites de forma asertiva

¿Cuándo se considera que un adolescente tiene una adicción al teléfono móvil?

Adolescente usando móvil

Para responderlo, en consulta y en los talleres de formación sobre nuevas tecnologías que imparto, te invito a que te plantees las siguientes preguntas:

¿Cuándo sospecharías que tus hijos tienen una adicción al tabaco o al alcohol?

¿Qué conductas asocias con “ser alcohólico”?

Seguramente tres cosas te vienen a la cabeza:

  • Pérdida de control. Beber o fumar más de lo que uno querría y a pesar de las consecuencias negativas que tiene para la salud, el trabajo, etc.
  • Necesidad de fumar, beber o usar el móvil. Cada vez más en solitario y no solo por diversión. “Sin el móvil no puedo vivir”.
  • Abstinencia o mono. Nervios, ansiedad, irritabilidad, discusiones, falta de motivación… Son síntomas típicos al dejar el tabaco o el alcohol. Con el celular puede llegar al “si no me dejas el móvil me tiro por la ventana”.

La adicción al móvil o nomofobia (No-Mobile-Phone), miedo irracional a no tener el móvil o no estar conectado a Internet, es una enfermedad nueva del siglo XXI.

Sin embargo, a pesar de ser nueva, la adicción al móvil es muy parecida a las demás adicciones, como puedes ver en la siguiente tabla.

Cómo detectar adicción móvil síntomas infografía Growfulness

Como ves, en ningún caso nos basamos en el número de horas para definir lo que es una adicción o lo que es normal.

Porque el número de horas no es lo más importante, sino las consecuencias. Algo que te explico en este artículo para prevenir adicciones a las drogas.

Si la pérdida de control sobre el uso del móvil persiste durante varios meses y tiene un impacto negativo en diferentes áreas de su vida, es posible hablar de una adicción al móvil.

Prevención para la adicción a los teléfonos móviles en adolescentes

Prevenir es mejor que curar.

Sobre todo, cuando hablamos de pantallas.

Porque las adicciones tecnológicas son muy difíciles de tratar y generan mucho sufrimiento tanto a la persona como a su entorno.

Por eso y ante todo, evita que en casa se den imágenes como esta:

 

adiccion a las pantallas

Evita exponer a los más peques de casa a móviles y tablets. 

Las organizaciones científicas más importantes del mundo como la Academia Americana de Pediatría y la American Psychological Association (APA), son muy claras: evita las pantallas antes de los 2 años.

Además de esta idea clave, aquí tienes las 7 pautas más efectivas para prevenir o tratar una adicción al móvil:

Conviértete en su mejor modelo.

¿Pasas mucho tiempo delante del móvil mirando Instagram, Facebook o Twitter? ¿Consultas a cada rato los nuevos whatsapp? La realidad es que la mayoría de adultos no somos un buen ejemplo para los peques y jóvenes de casa…

 

Lo más importante es que el cambio empiece por ti. Si crees que pasas más tiempo del que querrías con el móvil, reduce su uso cuando estés delante de tus hijos. 

 

De esta forma, podrás darles ejemplo, aprenderán de ti y no te contestarán cosas como “¡pero si tú también te pasas todo el día con el móvil, no es justo!” cuando les digas que lo dejen.

Pon límites claros.
stop adiccion al movil

Retrasa todo lo que puedas la compra de su primer smartphone. ¡No lo necesita!

Si quieres que pueda llamarte y estar en contacto cuando sale, puedes comprarle un smartwatch, mirando los que tienen control parental, como el SoyMomo Space 2.0. Verás que los hay más baratos, pero mira las opiniones de otros padres en Amazon… Dan muchos fallos, por lo que es mejor pensárselo.

También puedes empezar comprándoles un móvil que sea como los de nuestra época: solo para llamar. ¿Lo mejor? Tienes opciones mucho más baratas que un smartphone.

“Mamá/papá todos tienen móvil… ¡no es justo!” Si retrasar la compra de su primer smartphone te resulta muy complicado por la insistencia de tu hijo o hija y la presión de su entorno, cómprale uno básico y limita el acceso a aplicaciones y redes sociales. 

Porque el problema no es el móvil, sino Intagram, Tiktok, Youtube…

En todo caso, limita el tiempo que pasa al día con el móvil o las redes sociales. 

Evita que interfieran con el sueño. Que dejen el móvil y la tablet al menos media hora o una hora antes de irse a la cama.

Y lo más importante: limita o incluso evita el acceso a aquella aplicación que esté dándole más problemas. Casi siempre Instagram, Tiktok o Youtube (si lees este artículo en 2023).

Emplea aplicaciones (apps).

Para monitorizar el uso que hacen tus hijos de sus smartphones y limitar el acceso a contenidos y aplicaciones. Algunas de las mejores apps gratuitas son Family Link y Qustodio.

Crea zonas libres de pantallas.

La más importante: su cuarto. Evita que se vayan a la cama con el móvil y asegúrate de que el móvil y la tablet se quedan cargando en el salón o en otro sitio.

problemas adiccion pantallas

Porque muchas veces usan el móvil a escondidas, lo que afecta a su sueño. Y por algo mucho peor: la mayoría de casos graves de ciberacoso que he tratado como psiquiatra se han dado, sobre todo, de noche. 

Chicas adolescentes que recibían insultos y ataques por las redes sociales o mensajes con peticiones sexuales por parte de hombres adultos pasándose por adolescentes. 

Situaciones que por desgracia son muy graves y han llevado a alguna de mis pacientes a pensar incluso en el suicidio.

Crea días libres de pantallas.

Evita que usen el móvil todos los días y acaben generando dependencia y mono si lo dejan. Porque al igual que el tabaco o al alcohol, el consumo diario tiene más riesgo de acabar mal… 

Los días libres de pantallas podéis aprovecharlos para planes y salidas en familia, extraescolares o para que salgan a la calle con sus amigos y se relacionen de verdad.

Evita negociar lo que NO es negociable.

Recuerda: el móvil se lo compras tú y se lo permites usar con unas reglas, pero es tuyo. ¡Como cuando les dejes tu coche! 

Por mucho que insistan en que es suyo… ¡ni el móvil, ni los datos ni el wifi que pagas con el dinero de tu trabajo son suyos ni puede decidir sobre ellos!

Si todo lo anterior falla y el problema persiste. Busca ayuda especializada

¿Tu hijo sufre adicción al móvil?

adiccion movil en adolescentes

Ahora que tienes las pautas más importantes para prevenir una adicción al móvil, ¿qué hago si sospecho que mi hijo o hija o alguien cercano tiene una adicción al móvil? 

Lo primero, ¿cómo sé si tiene una adicción? 

Los primeros síntomas de alarma son agresividad, discusiones en casa, desmotivación por los estudios y aislamiento social.

Si además empieza a tener problemas para dormir, deja sus hobbies, miente con frecuencia y tiene cada vez más apatía, la adicción es más probable.  

En este caso, además de por el móvil, será necesario que pidas cita con vuestro médico para descartar un cuadro depresivo, un trastorno de sueño o de ansiedad.

Asesoramiento en adicción: ayuda para padres

Cuando la adicción ha llegado a casa, es difícil de tratar y trae mucho sufrimiento tanto para ti, como para tu hijo o hija.

Por eso, además de consultar con vuestro médico y buscar ayuda de un psiquiatra o de un psicólogo especializado en adicciones tecnológicas, te recomiendo buscar el apoyo de las asociaciones que tengas cerca.

formacion padres hijos adiccion movil

Asociaciones que puedes encontrar preguntando a vuestro médico, en el centro educativo o en el ayuntamiento. 

En los últimos años he impartido cursos a nivel online o presencial en centros educativos, asociaciones y ayuntamientos para resolver las dudas de madres, padres y profesoras preocupadas por este tema. 

Si quieres que imparta una formación online o presencial en el centro educativo de tus hijos o para el ayuntamiento donde vives, escríbeme a contacto@growfulness.com o entra en https://growfulness.com/contacto/ Estaré encantado de buscar un hueco en mi agenda y ayudaros.

¿Cuándo buscar ayuda para tratar una adicción al móvil?

Si tu hijo o hija o alguien cercano, sigue teniendo muchas dificultades para dejar el móvil y tiene algunos de los síntomas que vimos antes, te recomiendo que busques ayuda especializada.

Además de una adicción al móvil o las redes sociales, será necesario descartar otros problemas, como un cuadro depresivo, un trastorno de ansiedad, problemas de autoestima o dificultades para relacionarse.

Es importante no subestimar la importancia de prevenir y detectar a tiempo una adicción al móvil. Por desgracia es una realidad cada vez más frecuente.

Y aunque el diagnóstico de adicción al móvil no aparece aún en los manuales diagnósticos que usamos, muchos especialistas creemos que debería reconocerse más su importancia.

Porque tenemos muchos estudios y nuestra experiencia nos dice que pasar demasiado tiempo con el móvil, en las redes sociales o con los videojuegos aumenta el riesgo de ansiedad, depresión, insomnio o incluso de suicidio.

Si quieres saber más...

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estamos trabajando en este contenido :)

En breve actualizaremos el enlace.