nomofobia tratamiento

Descubre qué es la nomofobia

Unos pocos vicios son suficientes para oscurecer muchas virtudes.

Plutarco

La nomofobia (No-Mobile-Phone) es el miedo irracional a no tener acceso al móvil.

Es un problema cada vez más frecuente Según varios estudios, la prevalencia en adolescentes puede ser de más del 25%. Es decir… ¡uno de cada cuatro adolescentes!

Y es más frecuente en chicas adolescentes, que pasan muchas horas en Instagram, Whatsapp o Tiktok. A diferencia de otras adicciones que son más frecuentes en chicos.

La nomofobia tiene muchos efectos negativos sobre la vida de quien la sufre: insomnio, ansiedad, fracaso escolar, discusiones en casa, problemas en clase o en el trabajo, falta de concentración, aislamiento social o incluso depresión.

Sin embargo, es posible prevenirlo. Porque antes de la nomofobia o adicción hay muchas señales de alarma. Y es posible actuar a tiempo si sabes cómo.

Qué encontrarás en este artículo…

– La nomofobia: adicción a los celulares

– ¿Conoces las causas de la nomofobia?

– Las consecuencias de la nomofobia 

– En Growfulness te ayudamos con la nomofobia de tus hijos

La nomofobia: adicción a los celulares

nomofobia en adolescentes

La nomofobia o miedo irracional a no tener el móvil o no estar conectado a Internet, es una enfermedad moderna muy reciente.

Al igual que lo son estas 4 nuevas patologías de las que se habla en los medios de comunicación y que están muy relacionadas con la nomofobia. 

¿Las conocías todas?

  • FOMO (Fear Of Missing Out): necesidad de mirar de forma compulsiva el móvil para comprobar que no te estás perdiendo nada importante en las redes sociales o en el email
  • Textaphrenia”: comprobar el móvil todo el rato por una falsa sensación de haber recibido un mensaje de texto.
  • Ringxiety: comprobar el móvil todo el rato por una falsa sensación de haber recibido una llamada
  • Textiety”: ansiedad por responder al momento todos los mensajes.

Sin embargo, a pesar de ser nueva, la nomofobia o adicción al celular es muy parecida a las demás adicciones y se caracteriza por:

  1. Pérdida de control. Usar el móvil más horas de las que uno querría, con sensación de falta de control, y a veces, de arrepentimiento o culpa.
  2. Dependencia. “Sin el móvil no puedo vivir”. Llevarlo a todas partes, mirarlo continuamente por si nos llega un nuevo mensaje o “like”.
  3. Abstinencia o mono. Nervios, irritabilidad, discusiones, falta de motivación y apatía por otras cosas 

¿Cuántas horas al día se considera nomofobia?

No hay una cifra concreta. 

Porque el número de horas no es lo más importante, sino las consecuencias. 

Una duda muy frecuente y algo que te explico en detalle en este artículo enfocado en prevenir otras adicciones como los porros o el alcohol.

Entonces, ¿cuándo hablaríamos de nomofobia o adicción al móvil?

Cuando la pérdida de control sobre el uso del móvil persiste durante varios meses y tiene un impacto negativo en diferentes áreas de la vida (salud, estudios, relaciones, trabajo, etc.). 

Por eso, evita cometer dos errores típicos:

  • Confundir uso excesivo con adicción. Una adicción es mucho más que usar muchas horas el móvil o las redes sociales.
  • Llamar “adicto” a tu hijo o a alguien cercano. Hará las cosas más difíciles, se pondrá a la defensiva y no se dejará ayudar por ti.

¡Atención! Es importante no confundir nomofobia o adicción al móvil con usarlo muchas horas o con un uso excesivo. ¿Cómo prevenir que tus hijos acaben con una adicción a las pantallas? Tienes las pautas clave en este artículo.

¿Conoces las causas de la nomofobia?

nomofobia consecuencias

Las causas de la nomofobia son similares a las de cualquier otra adicción.

Y aunque el móvil y las redes sociales sean muy adictivas, la culpa no la tiene al 100% la pantalla. Ni tampoco la persona que sufre nomofobia.

Porque todos usamos el móvil y no todos tenemos una nomofobia, aunque pasemos muchas horas usándolo.

Al igual que la culpa del alcoholismo no la tiene solo el alcohol. De lo contrario, ¡casi todos seríamos alcohólicos por tomar un poco de vez en cuando! 

Tiene que haber algo más que explique el que una persona, ya sea adulto o un adolescente, desarrolle una adicción al móvil. 

La respuesta puede estar en la sociedad que hemos creado, que nos hace más débiles ante una tentación tan potente como las pantallas.

Causa de la nomofobia infografía growfulness

Es la unión de un superestímulo muy adictivo con esa necesidad desconectar, la que parece estar detrás de la mayoría de casos de nomofobia.

Los videojuegos, redes sociales y Youtube están diseñados para ser ultra adictivos, como han denunciado expertos que han trabajado para empresas como Google o Facebook. 

Expertos como Tristan Harris.

Te recomiendo ver esta charla TED suya, donde explica cómo consiguen que seamos adictos a las pantallas. Está en inglés, pero puedes poner subtítulos en español.

Y si a eso le unimos la falta de tiempo y sueño, el exceso de estrés y de estímulos que nos bombardean por todas partes, es la ecuación perfecta para querer desconectar todo el rato y acabar enganchados al móvil.

Evita echarle la culpa solo al móvil o a la persona. La nomofobia tiene que ver con cambios sociales que estamos viviendo y con nuevas tecnologías que tienen algoritmos pensados para crear adicción. El cóctel de estas dos situaciones hace que la mayoría tengamos problemas para dejar el móvil. Pero en personas más vulnerables como niños y adolescentes, puede acabar en adicción.

Las consecuencias de la nomofobia

la nomofobia la adicción a nuestros celulares

Agresividad, discusiones en casa, desmotivación por los estudios y aislamiento social. 

Son los primeros signos de alarma de una adicción al móvil en un adolescente, como veíamos en el artículo Alerta adicción móvil en adolescentes.

También son muy frecuentes:

  • Problemas para dormir
  • Abandono de otras actividades que antes le gustaban
  • Que mienta con frecuencia intentando evadirse del problema y sin reconocerlo.

Son típicas frases como “¡Déjame! ¡No paso tantas horas, las mismas que todos mis amigos!”

Y actitudes desafiantes “¿Y qué vas a hacer si no dejo el móvil? ¡Es mío! ¡Tú también te pasas todo el día con el móvil o la tele!” 

Muchos jóvenes y adultos enganchados al móvil lo hacen para evadirse del estrés de las clases o el trabajo, de la ansiedad, inseguridades…

¿Cuál es el problema? Que el móvil no es una solución para todo eso. Y se acaba convirtiendo en un problema todavía mayor.

Porque el uso excesivo de redes sociales y videojuegos acaba produciendo todavía más ansiedad, insomnio, depresión y aislamiento social. 

Es un círculo vicioso, una espiral autodestructiva que casi siempre está presente en toda adicción, incluyendo la nomofobia.

nomofobia causas

Tenemos muchos estudios y nuestra experiencia clínica nos dice que la adicción a Internet, al móvil y las redes sociales se relaciona con:

  • Falta de concentración y síntomas similares al TDAH (artículo)

El uso excesivo del móvil es un factor de riesgo para trastornos mentales como ansiedad y depresión en jóvenes. Sobre todo, las redes sociales como Instagram o Facebook.

Algo que incluso Facebook reconoció en su momento

Y también Instagram, después de haber estado negando la verdad y ocultando datos durante años. Algo que han denunciado varios expertos en el Senado de EE.UU

De hecho, cada vez más estados de ese país están tomando acciones legales contra Meta, compañía que posee Facebook e Instagram, por buscar el dinero por encima de la seguridad y el bienestar de sus usuarios más jóvenes.

Algo que también han denunciado varios autores, entre ellos Johann Hari, periodista del New York Times y autor del best seller El valor de la atención: Por qué nos la robaron y cómo recuperarla.

Libro que te recomiendo mucho leer y que también concluye que es necesario que pidamos a nuestros políticos que protejan a niños y jóvenes de algoritmos y aplicaciones que están pervirtiendo nuestra sociedad.

Es necesario que haya un movimiento a nivel político y legal para frenar la actual epidemia de nomofobia y adicción a las redes sociales en nuestros jóvenes. Por eso, te invito a unirte al Movimiento por el Crecimiento Pleno. Encontrarás el enlace al final de la web https://growfulness.com/ Es gratis y recibirás un eBook con las 7 Amenazas modernas para el desarrollo de tus hijos, donde encontrarás respuestas a preguntas como ¿cuántas horas dejarles el móvil o los videojuegos? ¿A qué edad? ¿Cómo subir la autoestima? 

En Growfulness te ayudamos con la nomofobia de tus hijos

que es nomofobia

¿Qué puedes hacer en casa?

Además de informarte leyendo artículos como este, te recomiendo poner en marcha las pautas más importantes para prevenir una adicción a las pantallas.

Pero, ¿qué hago si mi hijo o hija ya está muy enganchado al móvil y sospecho una adicción?

Además de seguir las pautas que aparecen en el artículo anterior, lo primero es buscar ayuda especializada. 

Consultad con vuestro médico y valorar empezar una terapia con un psicólogo o psiquiatra especializado en problemas con las nuevas tecnologías.

Durante todo el proceso, es muy importante que sigáis unas recomendaciones generales que son útiles en todas las adicciones: 

  1. Evita criminalizar y juzgar a tu hijo por tener un problema con el móvil 
  2. Ofrécele tu apoyo, escúchale y trata de saber qué le ha llevado a engancharse al móvil
  3. Pon límites, los que sean necesarios por su seguridad y su salud

Si sigues las pautas anteriores y las que tienes en este artículo, también estarás haciendo todo lo posible para ayudarle con su ansiedad o tristeza. Además de reducir el riesgo de depresión o de suicidio.

Porque, ¿qué es lo que más ayuda a evitar la depresión o el riesgo de suicidio? Tu apoyo, cercanía y evitar rechazarle.

También te recomiendo buscar el apoyo de asociaciones especializadas en problemas con las nuevas tecnologías que tengas cerca. Y acudir a charlas y talleres de formación.

En los últimos años he impartido cursos a nivel online o presencial en centros educativos, asociaciones y ayuntamientos para resolver las dudas de madres, padres y profesoras preocupadas por este tema. 

Si quieres que imparta una formación online o presencial en el centro educativo de tus hijos o para el ayuntamiento donde vives, escríbeme a contacto@growfulness.com o entra en https://growfulness.com/contacto/ Estaré encantado de buscar un hueco en mi agenda y ayudaros.

¿Cuándo buscar ayuda con la nomofobia?

Si tu hijo o hija o alguien cercano, sigue teniendo muchas dificultades para dejar el móvil y tiene algunos de los síntomas que vimos antes, te recomiendo que busques ayuda especializada.

Es importante no subestimar la importancia de prevenir y detectar a tiempo una nomofobia o adicción al móvil. Por desgracia es cada vez más frecuente.

Aunque verás que la nomofobia o adicción al móvil “no existe” como tal ni está incluida aún en los manuales diagnósticos internacionales que usamos, muchos especialistas creemos que debería reconocerse más su importancia.

La CIE-11 por ejemplo, ya incluye como diagnóstico el gaming disorder o adicción a videojuegos online.

Es probable que en pocos años también se reconozca la adicción al móvil o celular como un diagnóstico también a nivel oficial. 

Porque tenemos muchos estudios y nuestra experiencia nos dice que pasar demasiado tiempo con el móvil en las redes sociales puede aumentar el riesgo de ansiedad, depresión, insomnio o incluso de suicidio.

Si quieres saber más…

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estamos trabajando en este contenido :)

En breve actualizaremos el enlace.