inteligencia emocional en la adolescencia

Cómo trabajar la inteligencia emocional en adolescentes

Además de las dinámicas que hemos visto en niños, mediante el deporte en equipo, las extraescolares o los juegos de mesa, en adolescentes resulta esencial:

  • Trabajar la inteligencia emocional aceptando y reconociendo sus altibajos emocionales o la necesidad de aprobación social, normales a su edad.
  • Trabajar la tolerancia a los límites y normas en casa. Que puedan expresar su opinión o quejarse de forma respetuosa, sin levantar la voz o pasarte por encima. Es la edad en la que suelen ser menos asertivos y necesitan aprenderlo más.
  • Trabajar la necesidad de que pongan límites. No solo hacia compañeros o compañeras que puedan molestarles o amistades tóxicas, sino hacia el sexo o las drogas.

Que aprendan a poner límites y a decir que NO de forma asertiva es algo crítico para prevenir riesgos en la adolescencia. Para ello, la mejor forma de enseñarles no es solo darle charlas o “sermones”. Esto los pondrá a la defensiva. La mejor forma empieza, de nuevo, por ti. Por ser capaz de ponerles límites a ellos de forma asertiva y a decir NO a las cosas que también te sientan mal o no quieres en tu vida.

Ejemplos de cosas a las que podrías poner límites y que no solo te ayudarán a vivir con menos estrés y más felicidad, sino que te servirán para enseñar mediante el ejemplo a tus hijos (y casi sin esfuerzo):

  • Que tu jefe/a te trate mal
  • Que algún familiar ande siempre llamándote y pidiéndote cosas
  • Que tengas algún mal hábito como usar demasiado el móvil o comer mal, fumar, etc.

Poner límite a todo esto les servirá de ejemplo y no tendrás que esforzarte tanto en que coman bien, hagan deporte o eviten las drogas.

Poner límites es algo que nos cuesta a todos. Sobre todo, poner límites sin perder el control. Por eso, en este artículo te muestro las 7 claves para poner límites de forma asertiva.

Inteligencia emocional y pantallas en adolescentes

inteligencia emocional en adolescentes

Las pantallas merecen una mención aparte.

Porque la mayoría de adolescentes pasa demasiado tiempo delante del móvil o usando las redes sociales, y esto les genera más dificultades emocionales.

Si quieres enseñar a tu hijo o hija adolescente o alumnos a manejar mejor sus emociones, es crucial que sean capaces de:

  • Tolerar la frustración de tener que dejarlas cuando toca. Sobre todo, el móvil para comer, irse a la cama o estudiar
  • Ser conscientes del tiempo que pasan delante de una pantalla
  • Darse cuenta de la dependencia a veces excesiva que tienen. Sobre todo, a no tener el móvil delante todo el tiempo.

 

Esto último se llama nomofobia (No-Mobile-Phone). Te cuento todo sobre la nomofobia en el artículo Descubre la nomofobia. Algo que es posible que también te ocurra en mayor o menor medida a ti, como a la mayoría de adultos. Por lo que el artículo también te ayudará a reflexionar y cambiar la relación que tienes con el móvil.

También es esencial que aprendan a:

 

  • Evitar perder el control a través de Whatsapp, Telegram, Instagram…

 

Cada vez tienen más problemas con sus amigos y compañeros por responder en caliente a través de las redes sociales. Es necesario que sepan esperar y hablar en persona lo que es importante.

 

  • Ser conscientes del efecto que tienen las pantallas sobre ellos.

 

La mayoría se aceleran, terminar de jugar a Fortnite, de ver vídeos en Youtube o en Tiktok, y te responden mal, te hablan “como a un colega” …

 

Es necesario que se den cuenta del efecto ultraestimulante que tienen este tipo de videojuegos o aplicaciones para que puedan tomar el control o evitar su uso cuando no son capaces de gestionarlo

Al final, enseñar a los adolescentes a gestionar sus emociones y adquirir inteligencia emocional es enseñarles y ayudarles a ser independientes.

Algo que demandan todo el tiempo y que necesitan ganarse a pulso poco a poco cada día y a lo largo de muchos años.

Porque ahora estás tú para ayudarle a gestionar sus emociones. Y siempre contará con ayuda de su pareja o amistades.

Sin embargo, es necesario que sean capaces de gobernar su vida por sí mismos.

Para ser felices, gozar de una buena salud, tener relaciones profundas y duraderas, además de buenos trabajos.

Conseguir la independencia y gobernar su vida pasa, en gran medida, porque sean capaces de gobernar sus emociones. Una frase y filosofía que puede ayudarte en el duro trabajo del día a día con tus hijos o alumnos adolescentes. Adolescentes que muchas veces lo exigen todo, sienten que tienen todos los derechos del mundo, pero les cuesta asumir responsabilidades. Empezando, por sus emociones y las consecuencias de sus actos.

Desarrollo de la Inteligencia Emocional en la Adolescencia

En resumen, la inteligencia emocional en adolescentes es una habilidad crítica que debe fomentarse para garantizar su desarrollo integral y su bienestar a largo plazo. La adolescencia es un periodo de intensos cambios físicos, emocionales y sociales, y es aquí donde la educación emocional para adolescentes juega un papel fundamental. A través de actividades que promuevan la inteligencia emocional en adolescentes, es posible ofrecerles las herramientas necesarias para enfrentar los desafíos de esta etapa de la vida.

La Importancia de la Gestión Emocional en Adolescentes

La gestión emocional en adolescentes es esencial para su salud mental y su adaptación social. Los problemas de inteligencia emocional en adolescentes pueden manifestarse de diversas formas, como dificultades en las relaciones interpersonales, bajo rendimiento académico o comportamientos de riesgo. Por ello, es crucial cómo trabajar la inteligencia emocional en adolescentes para ayudarles a comprender y manejar sus emociones de manera efectiva.

Inteligencia Emocional y Rendimiento Académico

Existe una relación significativa entre la inteligencia emocional y el rendimiento académico en adolescentes. Aquellos jóvenes que poseen mayores habilidades emocionales tienden a mostrar un mejor desempeño en la escuela, ya que son capaces de manejar el estrés, concentrarse en sus estudios y mantener una actitud positiva frente a los desafíos. Incorporar la inteligencia emocional en los programas educativos es una estrategia efectiva para potenciar el éxito escolar.

Actividades para Fomentar la Inteligencia Emocional

Las actividades para desarrollar la inteligencia emocional en adolescentes deben ser variadas y adaptarse a sus intereses y necesidades. Desde ejercicios de autoconocimiento y autocontrol hasta técnicas de resolución de conflictos y empatía, todas ellas son esenciales para la inteligencia emocional en adolescentes. Asimismo, es importante ofrecer espacios seguros donde puedan expresarse libremente y recibir apoyo.

En conclusión, la inteligencia emocional en la adolescencia es una base sólida para el desarrollo personal y académico de los jóvenes. Al enfocarnos en la educación emocional de adolescentes y ofrecer inteligencia emocional para jóvenes a través de actividades prácticas y reflexivas, estamos invirtiendo en su futuro y en el de nuestra sociedad.

¿Cuándo buscar ayuda?

Si tu hijo/a tiene muchas dificultades para gestionar sus emociones, tiene impulsividad, malas reacciones o le cuesta relacionarse y no sabes si puede ocurrirle algo, te recomiendo que busques ayuda especializada.

Es esencial que primero realicemos una evaluación médica y psicológica, para descartar cuadros muy frecuentes como el TDAH, ansiedad, depresión, problemas con el aprendizaje o con las nuevas tecnologías.

Por favor, quiero solicitar una consulta con tu equipo.

Si quieres saber más…

¿Quieres reservar cita con nosotros?
AQUÍ PODRÁS HACERLO EN UN SOLO CLICK

Centro TDAH y Atención Plena Bilbao

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estamos trabajando en este contenido :)

En breve actualizaremos el enlace.