adiccion a las pantallas

Pantallas: adicción preocupante en adolescentes

Solo Dios sabe lo que le está haciendo al cerebro de nuestros hijos. Sean Parker, cofundador de Facebook.

Adolescentes enganchados al móvil en la calle, en casa… Imágenes como esta son cada vez más frecuentes.

Hay quien lo llama epidemia de adicción al móvil, adicción al celular o epidemia de adicción a las pantallas en jóvenes y es probable que no sea tan exagerado.

Se levantan el fin de semana ansiosos por coger el móvil o los videojuegos, quedan con sus amigos, pero se pasan casi todo el tiempo con el móvil. Van a estudiar, pero se distraen mirando otras cosas en el Chromebook…

¿Quién tiene la culpa, las pantallas, los jóvenes o hay algo más? ¿Qué puedes hacer para evitar que tus hijos se enganchen a las pantallas? ¿Qué hacer si ya tenéis discusiones en casa y te preocupa que tengan una adicción?

Qué encontrarás en este artículo sobre adicción a las pantallas…

– Combate la adicción a las pantallas en jóvenes

– ¿Qué provoca la adicción a las pantallas?

– Ayuda a tu hijo a superar su adicción a las pantallas

– Consejos y formación para lidiar con la adicción a las pantallas en adolescentes

Combate la adicción a las pantallas en jóvenes

Casi todos los jóvenes pasan demasiado tiempo delante de una pantalla, pero la mayoría no tienen una adicción. Podemos llamarlo uso excesivo, falta de control…

Sin embargo, cuando el tiempo que pasan interfiere con su salud, emociones, relaciones sociales o con los estudios sí podemos hablar de un problema.

¿Cómo saber si tienen una adicción a las pantallas?

Los primeros signos de alarma para una adicción a las pantallas en un adolescente son:

  • Agresividad
  • Discusiones en casa
  • Desmotivación por los estudios
  • Aislamiento social

Algo que te cuento con detalle en el artículo Alerta: adicción móvil en adolescentes. Cómo detectar una adicción al móvil.

Y es que, aunque aún no esté reconocida como una enfermedad ni como un diagnóstico oficial, es una realidad cada vez más frecuente.

Por ejemplo, según varios estudios, la prevalencia de adicción al móvil en jóvenes puede ser de más del 25%. Es decir… ¡uno de cada cuatro jóvenes!

adiccion a las pantallas growfullness

¿Cuál es el problema? Muchos estudios científicos y nuestra experiencia clínica lo dejan claro:

Pasar demasiado tiempo con el móvil, las redes sociales o los videojuegos se relaciona con mayor riesgo de ansiedad, depresión o incluso de suicidio (artículo).

Por todo ello, muchos especialistas creemos que debería reconocerse más su importancia.

Es esencial no subestimar la importancia de prevenir y detectar a tiempo una adicción a las pantallas.

Si tu hijo o hija o alguien cercano tiene muchas dificultades para dejar el móvil, las redes sociales o los videojuegos, te recomiendo que sigas leyendo. Te explicaré las causas y qué hacer en estos casos.

¿Qué provoca la adicción a las pantallas?

La adicción a las pantallas en adolescentes no es culpa al 100% ni de las pantallas ni de los adolescentes.

Tiene mucho que ver con tres factores:

  • Las pantallas han sido creadas para ser muy adictivas: móviles, redes sociales y videojuegos tienen algoritmos pensados para enganchar
  • Cada vez necesitamos evadirnos más. Vivimos con más estrés, dormimos poco, cada vez nos sentimos más solos…
  • Los adolescentes son más vulnerables, porque son inmaduros, más impulsivos, no toleran la frustración y son fáciles de manipular

Veamos estos tres factores un poco mejor.

1) Pantallas: creadas para ser adictivas

adiccion a a las pantallas y juego

Los videojuegos, redes sociales y Youtube tienen algoritmos pensados para engancharte y que pases cada vez más y más tiempo frente a la pantalla.

Porque tu tiempo y tu atención tienen un precio.

Cada segundo extra que pasas en Google, Youtube, Facebook o Instagram es dinero para ellos. En forma de publicidad, vendiéndote sus productos o vendiendo los datos sobre lo que haces en Internet a otras compañías.

Algo que han denunciado expertos que han trabajado en estas compañías.

Expertos como Sean Parker, cofundador de Facebook que hizo en 2017 estas polémicas declaraciones:

(Facebook) literalmente cambia tu relación con la sociedad, con los demás. Probablemente interfiere con tu productividad, de formas extrañas. Solo Dios sabe lo que le está haciendo al cerebro de nuestros hijos”.

Por su parte, Tristan Harris, exejecutivo de Google, declaró que el móvil es “como una tragaperras de casino”.

En resumen. El móvil, las redes sociales, la tablet y los videojuegos fueron creados para ser adictivos por algunas de las mentes más brillantes del mundo.

2) Cada vez necesitamos evadirnos más

¿Sientes que te falta tiempo para todo? ¿Tienes cada vez más estrés? ¿Llegas del trabajo y solo quieres poner Netflix o la tele para desconectar?

Imagina lo que supone para un adolescente en una fase en la que todo es inseguridad, agobio por los exámenes, miedo a no encajar con los demás …

Por eso, algunas de las causas más frecuentes de adicción a las pantallas en un adolescente son:

  • Problemas de relación con sus iguales: timidez, falta de habilidades sociales, aislamiento, rechazo social o bullying
  • Problemas emocionales: falta de autoestima, tristeza, ansiedad…
  • Exceso de estrés: clases, deberes, extraescolares, falta de tiempo y de sueño
  • Problemas familiares como separación de los padres cuando es complicada
  • Dificultades con los estudios
  • TDAH o trastorno por déficit de atención con hiperactividad

Muchos adolescentes con una adicción a las pantallas tienen otros problemas de base que han podido llevarle a usar el móvil, las redes sociales o los videojuegos para evadirse en exceso.

Problemas que no se solucionan con las pantallas, sino que empeoran como un círculo vicioso. Porque los videojuegos y las redes sociales se han relacionado con mayor riesgo de ansiedad, depresión o incluso de suicidio.

Una espiral autodestructiva como te cuento en este artículo sobre Qué es la nomofobia, las causas de la nomofobia y cómo prevenirla.

3) Los adolescentes son inmaduros

adictos a las pantallas adolescentes

Porque todavía tienen que desarrollar zonas de su cerebro como el lóbulo frontal, encargado de controlar la atención o la impulsividad.

Y porque tienen su mente y personalidad en desarrollo. Suelen ser más inestables a nivel emocional, tienen muchos altibajos, falta de autoestima, inseguridad, miedo a no encajar con los demás…

Todo eso es lo que los lleva a pedirte con tanta insistencia y desesperación, que les compres un móvil y les dejes usar Instagram, Tiktok, Youtube…

Creen que, si no usan redes sociales, no tendrán amigos y se quedarán solos.

Pero una cosa es que tengan Whatsapp o Telegram para quedar de vez en cuando. Y otra que instalen Instagram o Tiktok y se pasen muchas horas viendo fotos y vídeos, perdiendo mucho tiempo y dejando de hacer otras cosas.

¡Ten cuidado con el mito de que las redes sociales les ayudan a socializar! Lejos de ser así, las redes sociales sin supervisión están trayendo muchos más problemas de relación, soledad, falta de autoestima… Como te cuento en el eBook gratuito 7 Amenazas modernas para el desarrollo de tus hijos y que puedes descargar de en la web https://growfulness.com/

Ayuda a tu hijo a superar su adicción a las pantallas

adolescentes adictos a las pantallas

Cariño, confianza, respeto y límites.

Los mismos ingredientes del apego seguro son los que te permitirán ayudar a tu hijo o hija a superar su adicción a las pantallas:

  • Muéstrale tu apoyo, porque como hemos visto, los adolescentes son más frágiles, son más impulsivos, se sienten más inseguros y tienen miedo de quedarse solos. Es esencial que tu hijo o hija sienta que le apoyas.

 

  • Confianza y respeto. Vivimos cada vez con más estrés y preocupaciones: deberes, presión del grupo, presión en el deporte, miedo al rechazo, soledad… Solo con confianza y respeto te contarán lo que les pasa.

 

  • Límites. Pon muchos límites, por su seguridad y su salud. Porque como hemos visto, las pantallas han sido creadas para ser muy adictivas y los adolescentes no saben controlar su uso. Necesitan que les ayudes.

Los adolescentes no saben usar bien las pantallas. Por mucho que se empeñen en que saben más que nosotros sobre el móvil o las redes sociales.

Saben hacerse una cuenta, añadir contactos o colgar fotos, pero no tienen capacidad de control del tiempo o de lo que hacen.

Es como cuando un niño pequeño se sube a un coche. Sabe mover el volante o darle a los botones, pero… ¿dirías que solo por eso ya sabe conducir? O más importante aún, ¿dirías que sabe circular con precaución por la carretera?

¿Le dejarías tu coche a un niño de 6 años o a un adolescente de 12?

Es lo mismo que pasa con las pantallas. Saben usarlas, pero no circular con ellas de forma responsable y con precaución.

Porque eso de que son la generación 2.0 es un mito que ha hecho mucho daño…

Entonces, ¿cuál es la clave? ¿Qué es lo que más te recomiendo?

La clave está en el punto 3. Poner límites.

Porque tras haber ayudado a cientos de familias estos años cada vez creo más que uno de los principales problemas está en la falta de límites.

Lo tienen todo hecho, no les entrenamos para tolerar el malestar o la frustración. No saben esperar, lo quieren todo y lo quieren ya.

Porque creo que hemos confundido educación en positivo con no poner límites o no corregir cuando es necesario.

Sobre todo, cuando hablamos de pantallas.

Poner límites de forma asertiva y sin perder los nervios es muy difícil. Todo un desafío y algo que nos cuesta a todos. Por eso, te recomiendo leer el artículo Cómo poner límites a los hijos. Sin perder los nervios, sin gritos.

Consejos y formación para lidiar con la adicción a las pantallas en adolescentes

adicion a la pantalla

Además de los 3 puntos anteriores, emplea estas 7 pautas para prevenir problemas con las pantallas y que acaben generando una adicción:

 

Conviértete en su mejor modelo. Sé minimalista digital.
Pon límites claros.
Usa aplicaciones (apps).

Como Family Link y Qustodio.

Crea zonas libres de pantallas.

Sobre todo, su dormitorio.

Deja algunos días libres de pantallas.
Evita negociar lo que NO es negociable.
Busca ayuda especializada

Si todo lo anterior falla y el problema persiste

Tienes estas 7 pautas explicadas con detalle en el artículo Alerta: adicción al móvil en adolescentes. 

Porque las mismas pautas que te permitirán tomar el control del móvil, te ayudarán con la tele, la tablet o los videojuegos.

También te recomiendo que te sigas formando. Nosotros no nacimos con smartphones ni existían Instagram, Tiktok o Youtube cuando teníamos su edad. Es algo muy nuevo que nos ha pillado a todos sin suficiente preparación.

Por eso imparto cursos a nivel online y presencial sobre minimalismo digital, para ayudarte a sacar más tiempo para ti y que vivas con menos estrés, aprendiendo trucos para usar mejor el móvil o las redes sociales.

Y también imparto cursos en centros educativos, asociaciones y ayuntamientos para dar pautas y resolver las dudas de madres, padres y profesores. Dudas como:

  • ¿A qué edad comprarles su primer móvil?
  • ¿Qué alternativas tienes para no comprarles un móvil tan pronto?
  • ¿Cómo evitar que se enganchen a Whatsapp, Instagram o Tiktok?
  • ¿Cómo conseguir que dejen el móvil y se vayan a la cama?
  • ¿Cómo lograr que estudien sin distraerse ni hacer otras cosas?

Si quieres saber más sobre los cursos de minimalismo digital o te gustaría que impartiera una formación online o presencial en el centro educativo de tus hijos o para el ayuntamiento donde vives, escríbeme a contacto@growfulness.com o entra en https://growfulness.com/contacto/ Estaré encantado de buscar un hueco en mi agenda y ayudaros.

¿Cuándo buscar ayuda?

Si tu hijo o hija o alguien cercano, sigue teniendo muchas dificultades para dejar el móvil, las redes sociales o los videojuegos, te recomiendo que busques ayuda especializada.

Además de una adicción al móvil o las redes sociales, será necesario descartar otros problemas, como un cuadro depresivo, un trastorno de ansiedad, problemas de autoestima o dificultades para relacionarse.

Es importante no subestimar la importancia de prevenir y detectar a tiempo una adicción a las pantallas. Por desgracia es algo cada vez más frecuente.

De hecho, una de las clasificaciones diagnósticas que usamos, la CIE-11, ya incluye el gaming disorder o adicción a videojuegos online.

La otra clasificación, el DSM-5, ha incluido el Trastorno por Juego en Internet o Internet Gaming Disorder como una posible nueva categoría diagnóstica.

Es probable que en pocos años también se reconozcan la adicción a Internet, al móvil y al resto de pantallas como diagnósticos.

Porque tenemos muchos estudios y nuestra experiencia nos dice que pasar demasiado tiempo con el móvil, en las redes sociales o con los videojuegos aumenta el riesgo de ansiedad, depresión, insomnio o incluso de suicidio.

Si quieres saber más…

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estamos trabajando en este contenido :)

En breve actualizaremos el enlace.